ACTO II “Arrechera de Obrero”

Nunca me verás huyendo,

pero debo ser honesto,

aunque hoy le rezo a Dios,

entre llamas y calor

mi alma va sobreviviendo

a duras penas con dolor.

 

Sentimiento de tierra maldita,

en cada paso que voy dando

el corazón se debilita,

nuevamente pido a Dios

que proteja a mi familia,

dame fuerzas por favor

pa’ superar el mal humor,

para encontrar en ti el coraje

y vistiéndome de oscuro traje,

pueda enterrar tanto dolor.

 

Hombre de oficio

y negra raza,

profesional sin profesión

también indigno entre la casta,

sin estudios,

educado con detalles

de mi madre y en mi casa,

graduado con honores

y egresado de la calle.

 

Se trabaja hasta el cansancio,

pero nunca es suficiente,

por la noche a ti te encuentro

niña joven y sonriente,

hija mía no hay descanso,

son tus ojos inocentes,

los que fortalecen a este loco

(a veces manso),

a pelear el día a día,

aunque todo sea un calvario.

 

Día a día estoy en guerra,

ellos tratan de quebrarme,

mi vida, fugaz como una estrella

y por ti debo rebelarme,

en ti encuentro fortaleza,

no dejo de preguntarme,

¿es que acaso fue un pecado

haber nacido en Venezuela?

 

Aunque me trate como perra

no claudico ante el sadismo,

en estas horas oscuras

sólo maldigo al Chavismo,

aunque ya nadie lo espera

estoy lleno de esperanza,

estoy lleno de certeza,

y más temprano que tarde

acabaré toda esta guerra.

 

old3


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s