De la migración y la irresponsabilidad

medicamentos-productos-gobierno-juano-tesone_claima20160630_0358_28

Para nadie es un secreto la terrible situación por la que atraviesa Venezuela en este momento; muchos coinciden en que vivimos en una época que sin duda podría ser recordada como la peor de nuestra generación.

Toda la coyuntura política y social en la que nos encontramos hoy en día ha dado como resultado una crisis brutal, que ha caído como un yunque sobre una población que no estaba acostumbrada a vivir en medio de tanta incertidumbre y zozobra.

Como sociedad nos hemos visto reducidos a ser meros sobrevivientes, como país pasamos de ser una tierra llena de oportunidades para locales y extranjeros a convertirnos en un pedazo de tierra llena de inseguridad, inestabilidad y corrupción, mucha corrupción. Y en este aspecto, la ineficacia de nuestros líderes políticos para dar soluciones a todos los problemas que nos aquejan a diario ha tenido un efecto inmediato en la población: Angustia y desesperación.

  • Angustia al no saber qué ocurrirá el día de mañana. ¿Encontraremos comida? ¿Seré víctima de la delincuencia? Y así, día a día el venezolano vive haciéndose un sin fin de preguntas a las que honestamente no tenemos respuestas concretas.
  • Desesperación al ver como el día a día se va consumiendo a un ritmo vertiginoso los pocos recursos con los que cuentan las familias venezolanas.

La angustia tiene formas de ser manejada, algunas personas se refugian en la fe, y otros encuentran refugio en algo más racional como lo es el simple optimismo (aunque hoy en día sea bastante complicado encontrar razones para ser optimista en nuestro país) Sin embargo la desesperación es diferente; la desesperación es la pérdida de la tranquilidad, y es bien sabido que una persona desesperada es capaz de hacer casi cualquier cosa.

Ahora bien, para nosotros los venezolanos toda esta corriente de angustia y desesperación suele desembocar en el mismo lago, un lago de decisiones que a su vez nos lleva a una conclusión única: La emigración.

wpid-lo-bueno-restauran-obra-de-cruz-diez-en-maiquetia-lo-malo-sigue-la-crisis-aerea

Para salir de este rollo, lo mejor será que busque oportunidades afuera.

Yo tengo un par de años de experiencia en esto de ser emigrante, y debo decir que no es sencillo; a mi alrededor tengo compañeros y amigos que en mayor o menor medida se han enfrentado a los mismos problemas que he tenido yo para salir de Venezuela, y más aún, los mismos problemas para llegar y asentarse en otro país.

Justamente es esta dificultad con la que todos nos enfrentamos la que me lleva a escribir este post. Y es que últimamente he escuchado muchas historias de familiares, amigos y conocidos que están en Venezuela y que están planificando (y a veces no tanto) su salida del país. Lo primero que me gustaría aclarar, y sin pretender ser un experto en temas migratorios, es que antes de irte de tu país no solo debes estar 100% seguro de lo que estás haciendo ¡sino que debes estar un 200% seguro de todo!

MIGRACIÓN IRRESPONSABLE

Más arriba me refería a la desesperación, y coincidía con que una persona desesperada es capaz de hacer casi cualquier cosa, y emigrar es una de ellas. Quiero destacar lo siguiente, antes de que me odien por llamar irresponsables a algunos, permitan que les diga que sí, que entiendo que cada persona pasa por diferentes situaciones y está rodeada de diferentes circunstancias y que yo no me puedo poner en los zapatos de alguien más. Eso lo comprendo, y de hecho no pretendo ponerme en los zapatos de nadie. Sin embargo, sí considero que existen puntos comunes que atañen a todas las personas que pensaron o han pensado en buscar oportunidades en el exterior; y no siempre las personas son responsables al afrontar este reto de irse del país.

Me explico un poco, últimamente he escuchado muchas historias de personas que están a punto de irse de Venezuela, que incluso ya tienen pasajes para llegar otros destinos del continente y que aún así no tienen claridad o no saben responder preguntas básicas como:

  • ¿Cuánto es la tasa de cambio con respecto al dólar en ese país?
  • ¿Puedes ahorrar algo de dinero?
  • ¿Conoces los costos promedio en términos de arriendo, salud, transporte o educación?
  • ¿Necesitas visa?
  • ¿Sabes exactamente cuál es el proceso para solicitar la visa y cuánto es el costo que tiene?

Con todo respeto a la situación de cada uno, entendamos una cosa, si no conoces un mínimo del destino al que vas a llegar, lo mejor es que vayas olvidando esos sueños de éxito que tienes en ese lugar. Suena crudo, lo sé, pero es la realidad y en estos momentos todos tenemos que tener los pies en el suelo.

Encuentro que algunas personas pretenden viajar, que venden todos sus bienes en Venezuela, y que hacen cálculos de estadía sin tomar en cuenta que en el peor escenario, si no consiguen documentos o visas, deben salir de ese país en seis meses (este es el máximo tiempo que puedes estar como turista en un país). Al parecer tienen una noción de la realidad que no es correcta, y no notan la diferencias básicas entre conseguir empleo en el extranjero, y conseguir una visa. Por ejemplo:

Si tu como Venezolano estás en Colombia, tienes 180 días (6 meses) de estadía como turista. Si consigues un buen empleo como profesional, probablemente puedas optar a una visa de trabajo, y si tanto tu, como la empresa que te emplea cumplen con los requisitos, te otorgan una visa que dura lo que dure tu contrato. Sin embargo, como no vivimos en un mundo ideal, puede que consigas empleo en otra cosa, como quizás un Call Center o en algún restaurante. Con ese tipo empleo sin duda te podrás mantener en el país y administrar tus gastos, podrás arrendar una habitación y comer bien, pero no te darán una visa de trabajo. Entonces, como cualquier persona racional, antes de emigrar a Colombia deberás hacer cálculos basados en el peor escenario, en seis meses tendrías que salir del país y entrar nuevamente para que te otorguen otros seis meses. Y para ello debes hacerte diferentes preguntas como ¿Cuento con el capital para afrontar ese gasto?

Actualmente yo vivo en Colombia y el escenario descrito arriba es muy común, de hecho lo menciono por experiencia propia. Entonces, lo que quisiera dejar claro con este ejemplo es que existen muchas aristas que se deben evaluar al momento de hacer, entre otras cosas, los cálculos económicos para la estadía que tendrás como turista cuando te mudes de país. Y repito, no siempre las personas hacen esto con cabeza, muchas veces se basan en conjeturas y no en hechos; gran error.

Este perfil de emigrante se repite mucho, y el resultado en un alto porcentaje es que estas personas se deben regresar a Venezuela habiendo gastado gran parte de los ahorros que tenían. Yo cada vez me convenzo más de que este tipo de “migración irresponsable” sólo es posible en países como Estados Unidos, donde aún trabajando en algún restaurante de comida rápida, o pintando casas puedes obtener ingresos para mantenerte. Está claro que en ese tipo de países la calidad de vida te compensa el esfuerzo, y los niveles de ingresos quizás sí te permiten afrontar cosas como comprar boletos para salir del país y entrar nuevamente, a menos que te quedes de ilegal.

En resumen la “migración irresponsable” no se puede llevar a cabo en todos los países, y sin duda los países latinoamericanos no están en los destinos posibles. Así que si piensas irte a Chile, Ecuador, Perú o Bolivia a ver qué pasa y sin estudiar todo al detalle, ten en cuenta que tu mismo estás multiplicando las probabilidades de fallar.

RECOMENDACIONES

Más arriba comentaba que no soy ni pretendo ser un experto asesor de migración. Sin embargo, me gustaría dejar acá mis recomendaciones básicas al momento de afrontar todo ese rollo de salir de Venezuela.

En mi caso, yo intentaría responder las siguientes preguntas:

  • ¿A donde vas a llegar?
  • ¿Cuáles son los costos de arriendo?
  • ¿Cuáles son los documentos y requisitos para arrendar habitaciones o apartamentos?
  • ¿Puedes optar a una visa?
  • ¿Cuál es el trámite y los documentos requeridos para solicitar una visa?
  • ¿Cuál es el coste del trámite para solicitud de visa?
  • ¿Cuáles son los costos de comida y transporte?
  • ¿Debes salir y entrar al país pasados 6 meses de turista?

Ahora mismo no se me ocurren otras preguntas, pero si quieren ahondar en este tema les recomiendo que entren las páginas y grupos de Facebook que están dedicados a esta materia (normalmente suelen llamarse “Venezolanos en el exterior” o algo así)

Como conclusión final, les pido que piensen muy bien las cosas antes de tomar decisiones; no se dejen llevar por la euforia del momento en tienen algo de ahorros y ya creen que se pueden comer el mundo con eso, yo entiendo perfectamente el sentimiento y la necesidad porque ya he pasado por eso un par de veces. No puedo decirles más, no puedo ser consejero de nadie y sólo puedo apelar al raciocinio de cada uno. Venezuela hoy está llena de angustia y de desesperación, a raíz de ello mucha gente encuentra la salida a todos los problemas en el Aeropuerto Internacional de Maiquetía; pero a veces los problemas que te esperan afuera no compensan el esfuerzo de una migración irresponsable.

Venezuela, espero que encuentres solución a todo lo que te aqueja, espero que alcancemos la madurez social y política que necesitan nuestros habitantes. Y a los que están pensando en emigrar, espero que alcancen la madurez migratoria que ese proceso requiere.

Por ahora me despido, no sin  antes agradecer inmensamente su lectura. Espero verles pronto, aquí mismo en la terraza…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s